La transición de los Riesgos


Hoy en día se habla de los innumerables beneficios que otorgan los procesos enfocados a la gestión de riesgo en la administración de la cartera de proyectos en las organizaciones, ya que permiten actuar de forma proactiva ante potenciales situaciones que impactan el logro de los objetivos trazados en nuestras iniciativas.

A través del siguiente artículo quiero resaltar un tema que considero poco conocido pero de mucha relevancia, y que corresponde a la transición de los riesgos hacia la operación.

Cabe señalar que los riesgos a los que hago referencia corresponden a los que son controlados en el ámbito del proyecto, pero que trascienden a su etapa de cierre y deben ser aceptados como parte de las características del servicio o las vulnerabilidades del producto desarrollado.

Si analizamos el rol que cumplen las Oficinas de Proyectos en las empresas, es adecuado pensar que también es parte de su responsabilidad crear los procesos de interacción y los habilitadores organizacionales enfocados a garantizar la transición de los riesgos de los proyectos hacia la operación.

Dado lo anterior es esencial que la PMO deba realizar una categorización de los riesgos potenciales que se deben trasferir a la operación, utilizando herramientas y criterios unificados para la evaluación en coordinación con el Área de Riesgo Operacional. La propuesta se centra en activar estos procesos de transición desde la Oficina de Dirección de Proyectos, para que esta actué como ente garante de su cumplimiento.

La idea es que la PMO interactúe con el Área de Riesgo Operacional para que fluya el proceso de transición de los riesgos como parte de las actividades de cierre de los proyectos.

A manera de ilustración planteo el siguiente esquema para abordar y ejecutar la transición de los riesgos hacia la operación, sin embargo el modelo a implementar dependerá de las necesidades, estructura y cultura organizacional de cada empresa.

 

 

Cabe señalar que para desarrollar adecuadamente este enfoque es necesario formalizar las responsabilidades y funciones a nivel de las descripciones en las fichas de roles y cargos de las áreas involucradas, para que se garantice su cumplimiento.

Si bien como profesionales de la gestión corporativa de proyectos nos enfocamos en potenciar las probabilidades de éxitos de las iniciativas, también es igualmente relevante establecer sinergias con las unidades responsables de la operación.

A través de este artículo, podemos visualizar el valor de las buenas prácticas al incorporar el proceso de transición de los riesgos hacia la operación como parte de la fase de cierre de los proyectos, garantizando que se transfirieran a la Matriz de Riesgo Operacional en Régimen, que se traduce en puntos de control para salvaguardar los intereses del negocio.

 

Alexander Guerrero Pinedo – PMP
Consultor OPM | Organizational Project Management

Especialista en servicios de consultoría de gestión corporativa de proyectos. Con amplia experiencia en el desarrollo e implementación de equipos de trabajo multidisciplinarios y la definición de procesos que garanticen una gestión integral y sistemática de proyectos, programas y portafolios alineada con el modelo de gestión de la organización. Experiencia en asesoramiento estratégico a empresas RETAIL, TELCO y Financieras en el rediseño de los procesos críticos con el objeto de definir planes de mejora alineados con los objetivos del negocio.