La Norma ISO 9001: 2015 y el Pensamiento Basado en Riesgos y la Proactividad en los Proyectos


Image courtesy of Stuart Miles at FreeDigitalPhotos.net

¿Qué es el pensamiento basado en el riesgo?

Para que un proyecto pueda ser exitoso, el pensamiento basado en el riesgo es algo que todos debemos realizar en la gestión de nuestros proyectos.

El riesgo es inherente a todos los aspectos de un sistema de gestión de la calidad. Existen riesgos en todos los sistemas, procesos y funciones de un proyecto. El pensamiento basado en el riesgo asegura que los riesgos y oportunidades se identifiquen, consideren y controlen en el ciclo de vida del proyecto y en el uso del Sistema de Gestión de Calidad (SGC).

Uno de los cambios clave en la revisión de 2015 de la Norma ISO 9001 es establecer un enfoque sistemático para considerar el riesgo y la oportunidad, en lugar de tratar la “prevención” como un componente separado de un sistema de gestión de la calidad.

 

¿Dónde se aborda el riesgo en la Norma ISO 9001: 2015?

El concepto de pensamiento basado en el riesgo se explica en la introducción de la norma ISO 9001: 2015, como parte integral del enfoque basado en procesos.

ISO 9001: 2015 utiliza el pensamiento basado en el riesgo de la siguiente manera:

Introducción – explica el concepto de pensamiento basado en el riesgo.

Cláusula 4: la organización debe determinar sus procesos del SGC, y abordar sus riesgos y oportunidades

Cláusula 5 – se requiere que la alta dirección:

  • Promueva la conciencia del pensamiento basado en el riesgo.
  • Determine y aborde los riesgos y oportunidades que pueden afectar la conformidad del producto / servicio del proyecto.

Cláusula 6: la organización debe identificar los riesgos y oportunidades relacionados con el rendimiento del SGC y tomar las medidas adecuadas para enfrentarlos.

Cláusula 7: la organización debe determinar y proporcionar los recursos necesarios (el riesgo está implícito siempre que se mencione “adecuado” o “apropiado”).

Cláusula 8: la organización debe gestionar sus procesos operativos (el riesgo está implícito cuando se menciona “adecuado” o “apropiado”).

Cláusula 9: la organización debe monitorear, medir, analizar y evaluar la efectividad de las acciones tomadas para abordar los riesgos y oportunidades.

Cláusula 10: la organización debe corregir, prevenir o reducir los efectos no deseados, y mejorar el SGC y actualizar los riesgos y oportunidades.

Al utilizar el pensamiento basado en el riesgo, la consideración del riesgo es integral. Se vuelve proactivo, en lugar de reactivo, para prevenir o reducir los efectos no deseados a través de una identificación y acción tempranas. La acción preventiva está incorporada cuando se aplica un SGC basado en el riesgo.

Ejemplo: Para gestionar los riesgos en un proyecto debo realizar muy tempranamente un proceso de identificación de potenciales riesgos que podrán ocurrir, y gestionarlos a través de un registro de riesgos.

El pensamiento basado en el riesgo considera tanto la situación actual del proyecto como las posibilidades de que nos enfrentemos con cambios.

¿Por qué usar el pensamiento basado en el riesgo?

Al considerar el riesgo en todo el sistema y en todos los procesos, se mejora la probabilidad de lograr los objetivos establecidos, la producción es más consistente y los clientes pueden estar seguros de que recibirán el producto o servicio esperado.

El Pensamiento basado en el riesgo:

  • Mejora la gobernabilidad del proyecto
  • Establece una cultura proactiva de mejora en el proyecto.
  • Ayuda con el cumplimiento legal y regulatorio del proyecto.
  • Asegura la consistencia de la calidad de los productos y servicios.
  • Mejora la confianza y satisfacción del cliente en el proyecto.

Las empresas exitosas incorporan intuitivamente el pensamiento basado en el riesgo.

 

¿Cómo lo hago?

  1. Utilice el pensamiento basado en el riesgo en la construcción de su sistema de gestión y procesos.
  2. Identifique cuáles son sus riesgos – depende del contexto
  3. Entienda sus riesgos
  4. ¿Qué es aceptable, qué es inaceptable? ¿Qué ventajas o desventajas existen para un proceso sobre otro?
  5. Planificar acciones para abordar los riesgos.
  6. ¿Cómo puedo evitar o eliminar el riesgo? ¿Cómo puedo mitigar los riesgos?
  7. Implementar el plan – tomar acción
  8. Aprender de la experiencia – mejorar
  9. Continúo analizando la efectividad de los procesos y revisándolos cuando el contexto cambia.
  10. Sigo considerando oportunidades innovadoras.

 

Conclusión

El Pensamiento basado en el riesgo:

  • No es nuevo
  • Es algo que ya haces
  • Asegura un mayor conocimiento de los riesgos y mejora la preparación del proyecto.
  • Aumenta la probabilidad de alcanzar los objetivos del proyecto.
  • Reduce la probabilidad de resultados negativos.
  • Hace de la prevención un hábito.

Otras referencias:

ISO 31000: Gestión de riesgos 2009 – Principios y directrices

PD ISO / TR 31004: 2013 Gestión de riesgos – Guía para la implementación de ISO 31000

ISO 31010: 2010 Gestión de riesgos – Técnicas de evaluación de riesgos.

 

Mario Salmona Petersen

Ingeniero Civil, Universidad de Chile;
Certificaciones vigentes PMI®: PMP®, PMI-RMP®, PMI-SP®, PMI- PBA®;
Member at GPM Global for ISO 21500 review en ISO – International Organization for Standarization
Leadership Masters Class, Denver, Colorado;
Stanford Certified Project Manager, SCPM®, Stanford University;
SDI Facilitator, Personal Strenghts, USA;
PMI® Capítulo Chileno Presidente años 2006 y 2007;
Integrante en INN Comité Espejo Nacional revisión de la Norma ISO 21500, “Guidance on Project Management, e ISO/TC 258 Practice Guide Governance of Portfolios, Programs and Projects;
Experiencia 25 años Codelco Chile, liderando organizaciones de proyectos, y a partir de 2004 consultoría para empresas internacionales de la minería: oro, cobre, hierro;
Publicación libros: La Gestión de Proyectos en la Industria Minera, Amazon, USA, 2016, La Gestión de Riesgos y Seguridad en la Minería, Amazon, USA, 2016, El Control de Proyectos en la Industria Minera, Amazon, USA, 2017.