La confianza en la gestión de proyectos


“Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes” – Stephen Covey

Probablemente todos sabemos o hemos escuchado que trabajar en equipo es la clave del éxito, que es necesaria para generar sinergia y con ello lograr equipos de alto rendimiento o que se requiere generar la confianza que permita al equipo trabajar unido… son conceptos que suenan lógicos y los aceptamos como tal, sin embargo, no siempre resulta fácil poner en práctica.

La confianza, según la RAE, se define como: “esperanza firme que se tiene de alguien o algo”, “seguridad que alguien tiene en sí mismo” y también “familiaridad (llaneza en el trato)”. Estas definiciones hacen referencia a la seguridad, seguridad al saber qué esperar de algo o alguien. En el caso específico de las personas sabemos qué esperar de ellas, además, la seguridad que el otro no representa una amenaza (real o imaginaria). Es decir, “es como yo” o “es de los míos”.

La confianza se presenta a nivel kinestésico (corporal). Cuando confiamos en alguien lo sentimos no lo deducimos. Por otro lado la confianza se presenta en diferentes ámbitos de la persona, por ejemplo, podemos confiar en alguien por su trabajo únicamente o en su discreción o su confiabilidad como amigo. Entonces al decir que confiamos en alguien podemos identificar en qué ámbito específicamente.

En equipos de trabajo, cuando existe un ambiente de confianza las personas pueden enfocar su atención y su esfuerzo en las tareas que se deben realizar. Por el contrario, en un ambiente de desconfianza las personas dividen su atención y esfuerzo en las tareas y en defenderse, esto porque creen que serán perjudicados o traicionados de alguna manera. Cuando existe confianza entre los integrantes de un equipo se apoyan mutuamente porque entienden que los errores se presentan sin malas intenciones.

¿Qué puedo hacer para generar un ambiente de confianza?

En mi experiencia lo primero es que el equipo, las personas que lo integran, confíe en mí y para ello me ha funcionado:

  1. Ser claro en los mensajes que entrego:
    1. La comunicación juega un rol clave en la generación de confianza → expresarnos claramente y saber escuchar (escucha activa).
    2. En lo posible comunicarse en el mismo canal VAK de nuestro interlocutor → Modelo de la Programación Neurolingüística de Bandler y Grinder.
    3. Hacernos responsables que la otra persona haya entendido el mensaje.
  2. Ser consistentes con mis actos:
    1. Hago lo que digo → Las personas sabrán que esperar de nosotros, entregaremos seguridad.
    2. Reconocer nuestros errores y saber disculparse cuando este error perjudica a alguien.
  3. Tener una real intención de generar relaciones con las personas → no significa querer ser amigo de todos, significa establecer un vínculo donde haya respeto mutuo.

Para generar un ambiente de confianza en un equipo:

  1. Generar relaciones de confianza con las personas más influyentes del equipo.
  2. Validar a los integrantes del equipo
    1. Resolución conjunta de problemas → reconocer el valor y los aportes de los miembros del equipo.
    2. Reforzar sus fortalezas, mostrar cómo se complementan y fomentar el apoyo mutuo.
  3. Alinear el trabajo al objetivo del proyecto → darle sentido y valor al esfuerzo que se realiza

Todos buscamos trabajar en un ambiente grato y de confianza, esto no surge de manera espontánea y requiere de tiempo y dedicación, por ello, como directores de proyecto es nuestra responsabilidad contribuir al mejor ambiente de trabajo posible dentro del ámbito del proyecto.

¿Cómo generas ambientes de confianza?

Ernesto Ganoza, PMP, PCA
Dirección de Proyectos, Consultor & Coach